Dieta Árabe

1 octubre, 2023
769


La dieta árabe es una forma de comer que refleja las tradiciones culinarias y la cultura del mundo árabe, que se extiende desde el Magreb hasta la Península Arábiga y la Media Luna Fértil.

La dieta árabe está influenciada por la geografía, el clima, la historia y la religión de la región y varía de un país a otro.

Sin embargo, existen algunos elementos comunes que caracterizan la dieta árabe, como: El uso de aceite de oliva como principal fuente de grasa, que es rico en ácidos grasos monoinsaturados y antioxidantes que pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares e inflamación.

El consumo de frutas y verduras, especialmente aquellas con alto contenido de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos que pueden proteger contra el estrés oxidativo y las enfermedades crónicas.

Algunas de las frutas y verduras más populares en la dieta árabe son los dátiles, higos, uvas, cítricos, granadas, tomates, pepinos, berenjenas, pimientos, cebollas, ajo, espinacas, perejil, menta y cilantro.

La ingesta de cereales y granos, principalmente cereales integrales como trigo, cebada, avena, arroz, cuscús, bulgur y mijo.

Estos alimentos proporcionan carbohidratos complejos que pueden suministrar energía y regular los niveles de azúcar en sangre.

El pan es un alimento básico en la dieta árabe y, a menudo, se come con salsas o productos para untar como hummus, baba ghanoush, labneh o za'atar.

La inclusión de legumbres y legumbres, como frijoles, lentejas, garbanzos, habas y guisantes.

Estos alimentos proporcionan proteínas, fibra, hierro, ácido fólico y otros nutrientes que pueden ayudar a los músculos, los huesos, las células sanguíneas y el sistema inmunológico.

Las legumbres y legumbres suelen cocinarse con especias y hierbas para realzar su sabor y aroma.

La moderación de productos animales, como carne, aves, pescado, huevos y productos lácteos.

Estos alimentos aportan proteínas, calcio, zinc y vitamina B12, pero también son ricos en grasas saturadas, colesterol y calorías.


Por ello, se consumen en pequeñas porciones y con menor frecuencia que los alimentos de origen vegetal.

La carne suele reservarse para ocasiones especiales o fines de semana y, a menudo, se cocina a la parrilla, asada o guisada con verduras y especias.

Se prefiere el pescado a la carne roja y normalmente se come fresco o seco.

Los huevos se comen en el desayuno o como merienda y, a menudo, se revuelven con queso o verduras.

Los productos lácteos son en su mayoría fermentados, como el yogur, el kéfir, el queso y el laban (un tipo de suero de leche).

La limitación de la ingesta de azúcar y sal.

El azúcar se consume principalmente en forma de miel o frutos secos, que se añaden a postres o bebidas.

La sal se usa con moderación en la cocina y, a menudo, se reemplaza por jugo de limón o vinagre para agregar sabor y acidez a los platos.

El disfrute de bebidas como agua, té, café y jugo.

El agua es la bebida principal en la dieta árabe y, a menudo, se aromatiza con menta o limón.

El té es una bebida popular que se consume a lo largo del día, especialmente después de las comidas o con invitados.

Suele ser té negro o verde elaborado con hierbas como menta, anís o salvia.

El café también es una bebida común que se prepara de diferentes formas según la región.

Puede ser café turco hervido con azúcar y cardamomo, o café árabe elaborado con clavo y azafrán.

El jugo generalmente se elabora con frutas frescas como naranjas, limones, uvas o granadas.

La dieta árabe no es sólo un patrón dietético sino también un estilo de vida que implica socializar con familiares y amigos en torno a la comida, comer lenta y conscientemente y estar físicamente activo.

La dieta árabe se ha asociado con varios beneficios para la salud, como tasas más bajas de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

La dieta árabe también puede mejorar el estado de ánimo, la energía, la concentración y la memoria al proporcionar nutrientes que apoyan la función cerebral y la regulación del estado de ánimo.

Similares

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *